Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2011

Los cuatro obstáculos a superar para la comprensión del Alma.

      “Igual que la niebla ante el Sol, la ignorancia se disipa ante el Conocimiento”. El Conocimiento se adquiere por la constante indagación. Todos ustedes deberían estar continuamente ocupados en indagar acerca de la naturaleza de Brahman (Dios), la realidad del Yo, las transformaciones que ocurren en cada individuo al nacer y al morir y otras cuestiones de esta clase. Así como la cascarilla que cubre el arroz tiene que ser eliminada, así también la ignorancia que se adhiere a la mente tendrá que ser removida por la frecuente fricción, resultado de la reflexión sobre el Alma.      Sólo cuando el Conocimiento completo es conquistado alguien puede liberarse. Después de obtener el Conocimiento del Alma, uno tiene que seguir el sendero de Brahman y actuar de acuerdo con su nuevo saber. Todas las dudas que afligen la mente deben ser resueltas consultando a aquellos que saben, o a los grandes maestros que uno ha tenido la oportunidad de conocer. Mientras el individuo no esté perfectamente…

...No necesito...

"No necesito tocarte con las manos, pues mi pensamiento ya te ha tocado el corazón, aquel donde tu bella esencia brilla y a mí se ha mostrado como un bello y divino fulgor en laoscuridad...
No necesito mirarte a través de las pupilas, pues tu ser ha permitido a mi alma, vislumbrar el hermoso camino que lo divino ha pintado, para a través de éste, caminar y contemplarte...
No necesito olerte a través de las fosas nasales, pues allá afuera, en el roce del viento con la piel, aquél que trae impregnado el aroma de las más bellas flores, las gardenias, puedes tú llenar mi sangre de tu amor, a través de mis poros...
No necesito escuchar tu voz para saberte presente, ya que Te Amo y Te escucho en cada una de las claves que componen a ésta melodia...."
E.G de "Solitude" por Paloma B.Ramírez.

Palabras.

Palabras y viento
viento y llanto.
Llanto que guarda un tropel quebranto. Quebranto de noche noche de llanto. Llanto susurrante
susurrante vivo vivo callada callada te miro
miro tu alma alma querida querida llama
llama que brilla brilla en mi pecho pecho doliente
de solo mirarte y no tenerte. Claudia V. Ramírez

El viento.

El viento sopla
sopla siempre
siempre bravo
bravo y fuerte.

De pronto, calla
calla y vibra
vibra y suena
suena y chilla.

No descansa
sopla y sopla
sopla siempre
y yo... lo escucho
escucho y callo
callo y suspiro
suspiro y rozo
su estridente ruido.

Y una pregunta
se atisba en mi camino
¿Rozará mi aliento, algún día, tu oido?

Claudia V. Ramírez