Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2012

El hombre que no quería enamorar.

Bastaron solo tres palabras para romper su corazón... Jamás creyó que hablándole de esa manera ella iba a crear todo un mundo de caos en sus vidas.
Él solo la miro partirse en dos, resquebrajarse como un manojo de ajos al ser tomados por dos manos rudas. 
Ella, cayendo en sus rodillas, solamente grito... "Te odio... Jamás me habían ofendido tanto... Te di todo... Todo lo que tenía en mis manos, y tú... solo lo dejaste ir... ¿a eso le llamas amor?"
Él la miro, cabizbajo... Sus labios no supieron que palabras usar... Lo único que brotaron de sus ojos fueron un par de lágrimas agridulces que le sellaron los labios. No sabía que decir, tampoco qué sentir. Lo único  que emanaba de él era una gran duda. 
¿A qué le llamaba amor esa mujer? ¿A que le llamaba ofensa? Si él lo único que había hecho era hacerla  feliz... Fue poco el tiempo, casi un instante... Pero, fue el más rico, el más puro. 
Pero, ella... Ella no lo entendió así. Para ella, eso no era amor, eso era todo excepto el…

Un beso...

No es difícil...

¡Libérate!

¡Libérate de los que hablan detrás de tus espaldas!
¡Libérate de los que maman de tu savia mientras vierten veneno en tu flor!
¡Libérate de los que se hacen pasar por mariposas y no son más que murciélagos asesinos!
¡Libérate de los que te juran amor, y a la primer oportunidad te traicionan!
¡Libérate de los que, con llanto amargo, tratan de llamar tu atención!
¡Libérate de los que, con palabras de desconsuelo, atraen tu confianza!
¡Libérate de los que, con rostro demacrado, te juran haber encontrado, en ti, la luz!
¡Libérate de los que, con uñas y dientes, se clavan en tu piel, haciéndote esclavo de su pesadez!
¡Libérate de los que, con amenazas y blasfemias, se abrazan a tu corazón, haciéndote ceder!

¡Libérate, libérate, libérate!

¡No seas más su paño de lágrimas!
¡No seas más su brazo tibio ni su suave cama!
¡No seas más su corcel bravío, ni su alma brava!
¡No seas más participe de su veneno!
¡No seas más lágrima en sus ojos de reptil!

¡Libérate, libérate, libérate!

Claudia V. Ramí…

¡Insectos!

¿Dónde termina tu libertad y empieza la del otro?
Ésta pregunta me ha estado rondando la cabeza.  Si bien estoy de acuerdo en la libertad de expresión, también soy defensora de la prudencia y la empatía.  Nadie debe excusarse en un: "así soy yo, acéptame", para dar a conocer un disgusto con palabras soeces o hirientes hacia su interlocutor (que bien puede tener una predilección por ese disgusto). 
En la vida te encontrarás con un sinnúmero de gente con su propia manera de ver la vida, pero que no por ser diferentes deben ser imprudentes. 
La empatía nos da la habilidad de ponernos en el lugar de la otra persona y pensar de manera analítica lo que se le va a responder si no estamos de acuerdo con su postura de una manera que no sea hiriente o dolosa. 
Hay gente que entrega el corazón, que ofrece la mano en amistad, que de verdad daría todo por la felicidad de los otros; pero que, al encontrarse con depredadores sentimentales, puede llegar a caer en depresión al dar por real …

Hambre.

Quiero comerte,
ligera saciarme de tus formas,
completa estremecerte con mis manos,
serena lamerte con mis yemas,
tan tersa suprimirme en tus orificios,
húmeda saberme extinto en tu Todo,
Nada ser un abismo de luz,
oscura ser tu torrente de agua,
clara y en el éxtasis de nuestros flujos,
caliente seas en un grito,
 libre.
@esuegastellum

La cámara.

Es un lugar sombrío y frío, rodeado de maleza y humedad. Al parecer la luz no se atreve ni a mirar. Hay gente formada para entrar a través de la gruesa puerta de metal que encierra la pequeña cámara de cambio.  Están asustados, preocupados, afligidos y dolientes.
¿Qué hacemos aquí? ¿A qué hemos venido?
Se preguntan entre ellos. Han perdido la noción del tiempo y la consciencia. 
¡Tontos! ¡Somos unos tontos! 
Se gritan unos a otros.  Algunos quieren salir; regresar por donde entraron, pero es demasiado tarde. No hay vuelta atrás. Aquel que entra a ese lugar, no puede siquiera mirar atrás.  Es larga la fila que espera a entrar a la cámara, mientras una linea muy corta es la que sale por su costado.  Es extraño. La poca gente que sale de la cámara muestra una sonrisa en los labios, una satisfacción abrumadora. Algunos lloran de alegría, otro simplemente callan y gozan. 
¿Qué pasa ahí dentro que todos salen colmados de emotividad? 
Se hablan entre dientes.  Están asustados.  Se escucha u…

¡Bromas!

Y el corazón se me priva de latidos,
se vuelve sombrío y,
triste,
se inunda de ilusiones
frágiles
se resquebrajan en mis dedos
en esas manos que te tocan
translucidas
el cuerpo que te cubre
la pasión que arde en
tu alma llana.

Dime si recuerdas
esas palabras.
Aquellas que te dije
cuando me amabas.

Reías,
vibrabas,
y a cada sonrisa
mi pasión se acrecentaba.

¿Dónde ha ido
que no la veo?
En mis ojos se fundió
el lucero.

Oscuridad,
en mí, ella habita,
desde que te robaste
la flor de mi vida.

¿Volverás?

La ignorancia
me aturde.
Es imposible saber
lo que el destino
ha escrito
en su sagrado libro
de injusticias divinas.

¡Bromas!
Si, son bromas.
Carcajadas que brotan
de ese quien dice adorarnos,
pero...
¿Es tanto su amor que
nos priva de amarnos?

Déjame
hoy no hablaré
callaré...
Y en mi silencio,
ocultaré,
todo lo que
en mi sangre
coagularé.
Y en una muerte
afable
convertiré.

EEG@Claudia V. Ramírez

Mientes

He querido
he amado
he llorado y
he perdido.

No hay lugar
en este mundo
donde encuentre
cobijo.

En la alegría
me lamento,
y en la tristeza,
sonrío.

¿Qué quieres
si solo soy un
niño?


Una luz serena
en un bosque sombrío.

Me quemas,
me matas,
me entierras y
lloras.

A la par de unos minutos,
me resucitas,
me alabas,
me abrazas y
besas.

Y mi corazón,
ardiente,
se colma de "mientes",
al tanto que mi alma
se muerde los dientes
porque sabe que todo

TODO

es una ficción que,
en realidad,
duele.

EEG@Claudia  V. Ramírez. 

Sad Piano.

Lloran las rosas de mi jardín Solloza quedo el llanto de la fuente. La luz del sol ya no se posa más sobre este corazón tardio. 
La noche ya no me place,  el día ya no me asombra. Solo el llanto que en mis ojos se agolpa es lo que mantiene constante el latir de mi pecho.
¿Tristeza? ¿Pesar? ¿Nostalgia? ¿Anhelo?
No sé, ya no importa. 
Ha llegado el momento que tanto temía, el fulgor al que tanto amaba ha dejado de brillar.
¿Sonreir? ¿Para qué?
No me es posible. 
¿Cómo tocarte si eres inaccesible? Te has vuelto de roca; dura, distante y fría.  ¿Cómo quieres que me ria? Si en la blancura de tu pálidez solo veo penuria. 
Y es que la tristeza me ha herido, me ha tomado por prisionero. Me ha sumido en su calabozo, en ese en donde la espera es un dolor lento que no se aleja.
Y mis ojos lloran mis manos tiemblan Todo se desvanece,  no hay luz solo sombras, espectros lugubres que me acosan me gritan con su aliento gélido.
¿Luz? ¿Dónde te encuentras? Pregunto con deshasosiego, desesperado, palp…

Herida.

Hay una herida en tu pecho,
una herida que te desangra,
una que no sanas
porque te gusta alimentarla.

No llores por ella,
tú sola la aprovechas.
La tomas como bandera,
como estandarte de tus penas.

Es un pretexto para asirte
del dolor y la pesadumbre.
De esas lágrimas que te han hecho
la peor de las costumbres.

Ciérrala, ¿no lo ves?
Te estás muriendo lentamente.
Tus ojos quieren reír,
pero tu masoquismo es latente.

¿Qué esperas?
Ella no sanará sola.
Necesita de tu ayuda.
No puede curarse si tú,
su dueña, no eres consciente
del poder que abruma.

¡Sanate!
¡Sálvate!
Antes que sea demasiado tarde.

Clave Sol (Solitude)

Clave Sol: El primer volumen de la trilogía llamada "Solitude", nos adentra a un mundo lleno de magia, inocencia y fe; sendero que Soledad, nuestra protagonista, deberá caminar para vía de realizar su sueño más anhelado. 
La historia nos adentra en esa lucha interminable por la que se atraviesa al ser niño, al tratar de mantener vivas las fantasías que, ante la adversidad de un mundo "adulto", gris y lleno de prejuicios, se resquebrajan al tomar el sendero que la represión asfixiante de la sociedad impone al creerlo correcto.   
Caminemos con ella, a través de este largo, mas bello viaje, que nos irá desnudando la materia para conocernos y sabernos como aquellos niños sonrientes al luchar por todo cuanto amamos. 
Una hermoso escrito que no puede ser encasillado en un sólo género.   Aquí encontraremos una novela, un cuento, un teatro, un libro dirigido a todas aquellas personas  que quieren despertar y ver la vida como lo que es... Color. De venta en Amazon.com
De ve…

Gorjeos.

¿Qué es la soledad? Una lágrima que ignora el manantial de donde ha brotado.      29 Abril.

He aprendido que no debo dar por hecho mis suposiciones. La mente nos juega trucos y nos hace perder la cabeza, y buenos amigos.     27 Abril.

"Tú lo tienes todo, yo no tengo nada"; y se quitó con desespero todo el oro que llevaba. Después de eso, vivió.     24 Abril.

Y se sentó a esperar en silencio a ser recordada, mientras quienes la rodeaban comenzaban a olvidarla.    24 Abril.

Que tengamos un gusto en común no nos hace afines.    19 Abril.

Todos tenemos días buenos y malos, de nosotros depende cómo tomarlos.
Cada uno de nosotros es único, por lo tanto, mi manera de aceptar las cosas será diferente a tu manera.
Y no por eso será mala o incorrecta, sino diferente.        17 Abril.

Lo que ves no es lo que /significa/ lo que no ves.    13 Abril.

Un@ verdader@ amig@ te aceptara tal como eres; con tus virtudes y defectos. Por eso te invito a que seas tú mismo y descubras quienes son …

Vanidad... Lujuría.

¿Qué es una mujer sin la vanidad a cuestas?
Sin ella se desflora, se marchita, muere.

¿Qué es un hombre sin la lujuria atada al sexo? Sin ella, pasaría de largo ante la lozana belleza de una ramera. 
Estoy aturdido, perdido, cegado. Tu luz me enaltece, me atraviesa la mente. Me hace querer poseerte para borrarte del rostro  esa risa burlona que te aprisiona.
Te paseas, te regodeas, te sientes enorme. Mas, no te das cuenta del travieso informe que haces llegar a mi trastornada locura. 
Mis ojos te miran, te desnudan, te intuyen. Te quiero mía, ¿me oyes?
Y con palabras necias quiero enamorarte.
Te grito, te lloro, te imploro que me ames.
Tu vanidad me exalta, me aturde, me carcome. Me atrae tu aroma, ¿o acaso tu imagen? Mis lascivos ojos me pierden en deseos, en quimeras rancias que solo muestran la vacuidad de este absurdo. 
Te quiero para mí, y en mi agonía te sueño, te palpo, te hago mía. Sin pena ni arrepentimiento,  solo con la lujuria que me abraza, me come, me amansa.
Te quiero,…

¿Tuyo o mío?

Cada uno de nosotros tiene un mundo en la cabeza.
Nadie, tal vez, esté equivocado.
Realmente no sabemos quién tenga razón sobre lo que piensa, lo único fiable son los sentimientos.
No obstante, confiar en lo que sentimos puede ser traicionero. Al final, algo desagradable para muchos
puede ser agradable para uno.

Observo, reflexiono y, acepto o niego lo que concluyo. Sin embargo, siempre me quedan esas ganas incontrolables de seguir divagando, procesando, auscultando... ¿Será, acaso, que en esto se resume la vida? ¿Nuestra existencia depende sólo de la constante experimentación?

Escucho injurias... Veo atrocidades... Huelo muerte de ideologías...  Siento escalofríos incesantes al saberme atrapado en un globo que desprende amor y el cual se esfuma al toque de los alaridos lujuriosos del hombre.

________________________-------__________________________
¿Qué es tuyo?
¿Qué es mío?
¿Qué nos ha sido prestado?
¿Qué hemos robado?
¿Qué se nos ha regalado?

¿Sabes en verdad qué te pertenece?
¿Es…

... Nada ...

Hoy, me siento apática... el cielo gris, llora por mi estado, de repente todo se detuvo, de repente, todo se ha callado. Un triste lamento embarga a mi mente, le llena de frías y amargas palabras, y como en un carrusel apagado, sin música y sueños me siento a llorar y a abrazar a la nada. Sola ... solo mi cuerpo ... sola mi alma ... allá, quien sabe a dónde se ha ido... no escucho ni siquiera su aliento, y a mi cuerpo poco a poco le ha invadido el frío. Solitario, este despojo te busca, como un niño, temeroso a perderse, como un niño, rogando abrazarte, como un niño, trémulo y sin suerte. "¿Dónde estas? Por favor, contéstame, no me dejes!! No tengo la fuerza, de andar sin tu compañía... No quiero despertar, sin tu alegría, me quiero dormir, y así, soñar que una vez más, eres mía." A mi almohada abrazo, fuertemente, mi cama se ha vuelto lo que tú, cuando eras mi confidente, en soledad me he transformado, no quiero ya ni al Sol sentir que resplandece. "¿Dónde estás?…

Tristeza

Tristeza... ¿Qué eres para mí?
¿Porqué apareces como si estuvieses invitada?
Sabes bien que no me gustas, que me cansas, que me frustras.
Pero, aun así, te acercas... te plantas ante mí con gran orgullo
y me abrazas... me embriagas... me enredas en tus dedos de llanto
en tus brazos de angustia... en ese corazón de hielo colmado de
desencanto.
Y los ojos se me llenan de agua, los labios me tiemblan,
las manos se me hielan y el pecho se me agita.
En mi mente no hay otra cosa que pensamientos vanos;
aves de rapiña que se ciernen sobre los buenos recuerdos,
sobre aquello que en algún momento me hizo feliz.
Y los devoran, los degustan, tornandolos a encuentros
desagradables y agridulces que lo único que provocan
en mí es desilución.
Y las lágrimas siguen... siguen... resbalan... hasta llegar
a mis labios, a la punta de mi lengua... esa que me hace tragar
saliva con dolor.
Y gimo, me quejo... murmuro para mí... grito... me desgarro el alma
a través de mi boca...
Tristeza, así te ll…

Ojos Negros

¿Cuando fue que me perdi en tu mirar?

En ese negro que tu quieres ocultar y que, al mirarme, brilla sin cesar.

¿Cuando fue que mi corazon comenzo a necesitar de tus soplos, de tu ardiente luz, de tus insaciables logros?

No puedo negar lo que siento, contigo soy osado anhelo...
Olvido lo que he aprendido para solo entregarme al vacio que tu sonrisa me presta a cada latido.

Contigo es que me he vuelto poeta...
No escribo si tu no me necesitas...
Ocupo de tu aire para que mi mente viaje y en ella aparezcan las letras de tu arte...

Belleza celestial...

Canto otoñal... 
Roce sin tocar... 
Te has vuelto ya, parte importante en mi andar...
Sin ti no soy capaz de mirar, ni siquiera de imaginar en donde es que quiero estar...
Tu eres quien me dirige...

Soy tu barco y tu mi capitan.
Claudia V. Ramírez Registrado en Safe Creative

Mejor uno artificial, ¿no?

A mi mente llego una reflexión después de ver esta imagen. No lo pensé dos veces y me decidí por tomar una fotografía con mi celular. 
¿Qué ven aquí? ¿El fin de la Navidad o el principio de la inconciencia? 
Yo veo lo segundo. 
Me parece algo aberrante ver este tipo de espectaculo en las calles; pequeños pinos tirados en las avenidas, en los camellones, en las vías rapídas, en pequeños callejones. ¿Hasta aquí llego la dichosa Navidad? ¿Así termina un adorno que se siembra, se cosecha y se arranca de la tierra? 
¡Que tristeza! 
Si, es una pena que estos arbolitos sean arrancados solo para maquillar una fecha que, al finalizar, no da para otra cosa que desecharlos. Pero, ¿acaso no podemos darles otro fin? Ya no hablo de no tirarlos sino de convertirlos en leña o algo parecido. No sé en los demás países como se maneje este tipo de desecho, sin embargo aquí en México no se le da un termino positivo. Todo va a parar a la basura. Es un ciclo que se repite cada año. Al principio de diciembr…

Gotera.

Regresé a casa para el anochecer, no había logrado nada con salir (al menos eso pensaba), ya que el encuentro que tuve con ese ser me dejo reflexionando por un buen rato. Tome un profundo suspiro, entretanto llevaba la mano hacia un vaso de cristal que parecía esperarme con ligera inquietud. Serví un poco de agua en él y me lo lleve a los labios. Bebí muy lentamente y cerre los ojos. A mi mente volvío la afilada imagen de ese ente femenino; su rostro, su piel y sus profundos ojos azules. 
—¿Quién eres?—pregunté entre dientes mientras sostenía su recuerdo en mi cabeza. 
No encontré respuesta, y tampoco la obtuve. ¡Cómo quería obtenerla! Tal vez todo había sido una creación mía, una ilusión, un sueño, una dulce quimera que me endulzo el momento con su compañía. Fantasia o realidad, había sido sumamente hermosa y gratificante. Pero, tampoco puedo quedarme con los brazos cruzados. Realmente deseo saber qué paso. Es así que me sumerjo en pensamientos incoherentes, al punto de perderme por…

Yo Soy Crísem, tu color.

"Podrán quebrantar mi privacidad y con morbo descubrir mis palabras, pero jamás podrán quebrantar a mi mente donde guardo mis recuerdos más amados y donde sólo ella y yo somos confidentes. Es ahí donde te guardo. Es ahí donde te amo. Es ahí donde mi tristeza encuentra refugio. Ahí donde tú habitas sin siquiera saberlo; o tal vez vivas consciente y Yo Soy quien dormida permanece..." Paloma B.Ramírez.

"Crísem", ése es tu nombre; nombre que llevo guardado en mi mente día a día y que repito como a una oración cada noche antes de dormir, sólo para verte una vez más. En tí he encontrado el mejor de los refugios; eres mi amigo, mi abrigo, mi sonrisa más cálida, la magia que creí haber perdido una vez que en adulta me convertí.
Siempre ríes, jamás te molestas y me escuchas pacientemente, bajo la luz de cualquier lugar al que te pido ir. Y es que, en ocasiones no son necesarias las palabras cuando estoy a tu lado, ya que a través de esos hermosos ojos color Violeta,…