Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2013

Sin lectores.

Sin lectores
Sin ojos delatores.

Sin estridencia
Sin imprudencia.

Sin ecos hirientes
Sin voces llenas de estupefacientes.

Sin preguntas
Sin respuestas.

Sin agonía
Sin muerte ni pena.

Sin juicios
ni prejuicios.

Sin prosa
Sin verso.

No los necesito...
Mejor fluyo, mejor rezo, en este silencio que me tiene preso.
¿Para qué buscar ojos o miradas?  ¿Para qué desear criticas erradas? 
Así soy libre, realmente libre.
¡Y qué más bella libertad que la  de la escritura plena!
Sin voces agridulces, sin interrupciones, sin condenas.
A nadie le interesa Al final...
Gastellum E.E.




Escondido.

Esconderse...
Abstraerse...
Ocultarse...
Dolerse...

Tratar de tomar el cielo
en manos invisibles...

Caminar sin motivo
en un camino sin sentido...

Dejar de ser lo que soy
por culpa de un ente que
no sabe lo que es...

Escribir es lo único que quiero...
Darme en las letras es lo que deseo...
Sentir tras de ellas que vivo
que no soy sólo un sueño...

Y esta lucha sin frutos...
Esta pelea sin fundamentos...
Esta guerra que me ata,
que me carcome,
que me delata...

Y vuelvo al papel, vuelco la hoja...
La pluma febril  se colma de tinta...
Y mi vida,  sin nacimiento sin salida...
Pasa ante mis ojos, desapercibida...
Y mi corazón, ausente, late detrás de un cuento, imprudente, que se escribió por azar o por suerte, y me ha hecho creer que real soy aunque lo lamente.
Ya no hay paso para la risa Mis ojos se han llenado de brisa De esa que arde al surcar las mejillas Que moja, que humedece, que aniquila. 
Lágrimas transparentes Llanto sin forma Ojos traslucidos Mentón deformado
Un sueño Sólo uno …

Mayo............

Levanté mi mirada al cielo, y ahí estabas tú...
nubes...
...en el mes de mayo, nubes...
...en el mes de mayo, tu verde mirada hizo su hogar en el verdor de las hojas de los árboles, y ahí, bajo ellas, me abracé al recuerdo tuyo, ese terco recuerdo, tan fuerte y presente como el tronco de este árbol, que permanece de pie a través del tiempo y la tempestad.
Recuerdo terco, irremediable, que me hace amarte en lugar de olvidarte, que me hace sangrar lágrimas, callar y gritar en triste soledad.
Mayo! ... Mayo! ... Mayo!
No quiero que acabes, Mayo!
Los siete colores de tu arco iris! Colores que tu amor me hizo sentir... Mayo!
Te amo, Mayo!
Abrázame en tu orgullosa sonrisa, en tu infantil actitud, en tu cálida presencia!
Te extraño... quiero que no sólo seas un sueño... deseo despertar y encontrarme en tus brazos... ser pluma y tu mi papel en blanco, escribir sobre tu cuerpo desnudo, hacerte mi mejor novela y actuarte una y otra vez al hacerte el amor.
Mayo!
Estrella y luna! Cubierto en lienzo rojo, allí…