Ir al contenido principal

Lluvia.

Te veo... 
De pie ante la ventana...
Contemplas el llanto del cielo 
mientras mis dedos viajan a través de tu contorno.

¿Cómo estás? ¿Eres feliz?

Sábete endulzada en mis manos...
Glorificada en mi piel...
Santificada en mis labios...
Amada en mi corazón.

Me ves de pie...
Bajo las plateadas gotas de lluvia que caen del gris firmamento...
Y te sonrío al contemplarme...
Y te beso al llamarme.

¿No te has percatado que,
con las lágrimas de mi cielo,
se forman las yemas de mis dedos
y te acaricio en el quedo sonido del agua contra el suelo?

Piérdete en el agua clara que cae,
así te entregarás a la humedad de mis besos
con los que te demuestro lo tanto que te quiero.

Y, embriagado en la humedad de tu roce,
mi totalidad se expande, explotando en mil colores...
Todos se incrustan en tus labios,
formando así, el más bello arcoiris de amor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Yoga: the opportunity to be present.

Like falling water. Like the air that blows. Like the warm light. This is the practice of Yoga.

Veloz como una carrera hìpica.

Atento entre los despreocupados, despierto mientras otros duermen, veloz como una carrera hípica, deja a sus competidores atràs.
     El sueño tiene que ser roto; y cuando el sueño se rompe, no hay nadie despie rto; sólo hay allí despertar. No hay nadie iluminado, solo hay iluminación. Una persona iluminada no puede decir "Yo"; incluso si tiene que utilizar la palabra es solo algo verbal, hay que utilizarla por culpa de la sociedad. Es solo una regla del idioma. de otra manera él no tiene un sentido del "Yo".      El mundo de los objetos desaparece, y entonces, ¿qué sucede? Cuando el mundo de los objetos desaparece, tu apego a las cosas desaparece, tu obsesiòn por las cosas desaparece. No es que las cosas desaparezcan ellas mismas; por el contrario, las cosas por primera vez aparecen tal como son. Entonces no estás aferrándote, obsesionado; entonces no estás coloreando la realidad con tus propios deseos, con tus propias esperanzas y frustraciones. Entonces el mundo no …

Hambre.

Quiero comerte,
ligera saciarme de tus formas,
completa estremecerte con mis manos,
serena lamerte con mis yemas,
tan tersa suprimirme en tus orificios,
húmeda saberme extinto en tu Todo,
Nada ser un abismo de luz,
oscura ser tu torrente de agua,
clara y en el éxtasis de nuestros flujos,
caliente seas en un grito,
 libre.
@esuegastellum