Ir al contenido principal

Chakra Base o Raiz.


Nombre: Muladhara.
Significado: Raíz.
Elemento: Tierra.
Tema principal: La supervivencia.
Finalidades: Estabilidad, arraigo, prosperidad, vida confortable, salud física.
Color: Rojo y/ o negro.
Planeta: Saturno.
Alimentos: Proteínas y carne.
Derecho: Tener.
Piedras: El granate, hematíes, piedra imán, ónix, turmalina negra.
Animales: Elefante, buey, toro.
Principio eficaz: Gravedad.
Arquetipo: La Madre Tierra.

      Está localizado en la base de la columna vertebral. Este nivel representa nuestras raíces, nuestro fundamento, nuestro cuerpo y nuestra supervivencia. Su nombre es Muladhara, y literalmente significa raíz. Y así como las raíces crecen hacia abajo, también nuestra primera experiencia. Es el desplazamiento de la energía y la atención hacia abajo en el sentido corporal: Bajar hasta la base de la espina dorsal, bajar hacia las piernas, pies, bajo vientre, y es por esta vía descendente por donde entramos en el elemento tierra que es el que se asocia con este primer chakra.

      Este chakra está relacionado con el derecho a tener. El derecho de  "estar aquí" Lo cual se manifiesta en el derecho a recibir lo necesario para la supervivencia. Cuando se niegan las necesidades básicas de  la supervivencia (alimentos, sanidad, calor humano, ropas, etc.) se está amenazando el derecho a tener. Como consecuencia se tiende a poner en tela de juicio este derecho.
 
     La conciencia de un recién nacido se centra primordialmente en el instinto de supervivencia, el alimento, el calor, la comodidad y la sensación de ser bien recibido crean las condiciones para un primer chakra sano y bien realizado, sin bloqueos.

      Este chakra implica tomar contacto con la tierra, establecer un buen sentido de lo fundamental, atender a las necesidades de la supervivencia y al cuidado del cuerpo. Cuando este chakra sufre un bloqueo estas tareas se nos hacen difíciles y duras, pero si fluye bien la energía por él, estas tareas serán rutinas elementales.

      Este chakra representa la materia en su forma más densa y pesada, y su principio rector es la gravedad. La materia de este primer chakra existe en su variedad más sólida y concreta.
     
     La curación de los bloqueos y traumas de este chakra implican un retorno al niño interior. La sensación de seguridad es lo que crea un primer chakra sólido.

     El trabajo de este chakra se centra en el cuerpo físico, empezando por la atención consciente. Y sanar nuestro cuerpo, como ejercicio, dieta, relajación, etc., es el principio de la curación del resto de los chacras.
 
     Un primer chakra bloqueado es el que no se encuentra lo bastante capacitado para proporcionar sustento, y solidez a las necesidades de la persona. Como por ejemplo, deficiencia de la energía puede ocasionar: no aceptar el propio cuerpo físico, no acabar nunca lo que se emprende, incapacidad de concentración, adicción al trabajo y al ahorro. Y un exceso de energía, puede ocasionar problemas como, miedo al cambio, obsesión por las posesiones, sobrepeso físico, afán de materialidad, apego a la seguridad.

     Un bloqueo en este chakra, tanto por un defecto como por un exceso producen situaciones aparentemente diferentes o contradictorias, que no son más que las reacciones frente a un desequilibrio.

     Y ya sabemos que todo en defecto o exceso es malo, y que se debe buscar y encontrar un equilibrio en todo. Para sanar este chakra, debemos tomar conciencia, debemos tomar tierra. Podemos acudir sin duda alguna a terapias Reiki para ir compensándolo, hacer uso también de la cromoterapia, si tenemos un exceso de energía trataremos el chakra raíz con colores oscuros o negros, y si tenemos un déficit, lo trataremos con colores rojos, o bien  con gemas oscuras o negras, como por ejemplo: hematíes; o con gemas rojas, como por ejemplo: jaspe rojo. Un ejercicio respiratorio para este chakra, consiste en, tumbarte en una superficie plana, boca arriba. Relájate, flexiona las rodillas y estira los brazos. Cuando te encuentres relajado y cómodo con esta posición, empieza a inhalar aire, efectuando la expansión del diafragma, sacando la barriga ligeramente. Al exhalar el aire deja que se vacíe la barriga. Practica durante unos 5 minutos.
 
Salvador Suaréz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hambre.

Quiero comerte,
ligera saciarme de tus formas,
completa estremecerte con mis manos,
serena lamerte con mis yemas,
tan tersa suprimirme en tus orificios,
húmeda saberme extinto en tu Todo,
Nada ser un abismo de luz,
oscura ser tu torrente de agua,
clara y en el éxtasis de nuestros flujos,
caliente seas en un grito,
 libre.
@esuegastellum

Gracias.

Regresar a casa después de tanto tiempo en la vagancia.  Me encuentro satisfecha por lo descubierto, lo vivido, lo sentido y lo perdido. He cosechado conocimiento; mucha información que es de ayuda para mí. Eternamente agradecida estoy con los seres con quienes me topé y me he cruzado, esto continuará hasta que diga "basta". 


Vanidad... Lujuría.

¿Qué es una mujer sin la vanidad a cuestas?
Sin ella se desflora, se marchita, muere.

¿Qué es un hombre sin la lujuria atada al sexo? Sin ella, pasaría de largo ante la lozana belleza de una ramera. 
Estoy aturdido, perdido, cegado. Tu luz me enaltece, me atraviesa la mente. Me hace querer poseerte para borrarte del rostro  esa risa burlona que te aprisiona.
Te paseas, te regodeas, te sientes enorme. Mas, no te das cuenta del travieso informe que haces llegar a mi trastornada locura. 
Mis ojos te miran, te desnudan, te intuyen. Te quiero mía, ¿me oyes?
Y con palabras necias quiero enamorarte.
Te grito, te lloro, te imploro que me ames.
Tu vanidad me exalta, me aturde, me carcome. Me atrae tu aroma, ¿o acaso tu imagen? Mis lascivos ojos me pierden en deseos, en quimeras rancias que solo muestran la vacuidad de este absurdo. 
Te quiero para mí, y en mi agonía te sueño, te palpo, te hago mía. Sin pena ni arrepentimiento,  solo con la lujuria que me abraza, me come, me amansa.
Te quiero,…