Ir al contenido principal

Zareni



Era un día...

Un día cualquiera...

El sol brillaba en lo alto... Me quejaba de ello. 


Así, llego ella... 

Una sonrisa. 

Desperté.

"¿Qué haces?", preguntó... 

Hice como que no la escuché, en realidad, me cohibió. Era tan pura, tan niña, que me desarmó.

Seguí esperando el autobús...


Era tarde, para mí... 

Para ella, tal vez no... 

Me miraba, sonreía... 


Yo callaba e imploraba por desaparecer.

Fue imposible evitar sentirme encendido... 

¿Quién era ella? ¿Porqué me miraba con tanto interés? 

Sus ojos cereza se clavaban en mí...

Tome una profunda inhalación... Comencé a sudar... 

Nervioso... ¿Porqué? 

Con el rabillo del ojo intenté mirarla... Ella seguía ahí...


Su piel extremadamente blanca dejaba entrever sus vasos sanguíneos... 

Su rostro, enrojecido por el sol, mostraba la sonrisa más bella... Sin embargo, en sus ojos cereza fue donde detuve mi atención... Brillaban cual rosa carmesí abierta al sol...

Deje de sentirme nervioso y, de pronto, el tiempo se detuvo... 

Eramos solo ella y yo...

Mis oídos se cerraron al mundo, así como mi corazón... Los latidos de mi alma se transformaron en luz... 



Ella... 

Solo ella y yo...

Sus ojos cereza se clavaron en mí... Desnudaron todo lo que intenté esconder... 
Mi cuerpo... Mi alma... Mi Ser...


"Zareni", murmuró... 

No, no lo hizo con sus labios... Su boca ni se movió...

Me hablo con su mirada... Con sus ojos de flor...
Y el llanto nació en mí... 

"Zareni", le dije... "Heme aquí, desnudo ante tu mirada, sin nada que esconder..."
Negó con su mirada lo que yo acababa de decir... 

"No estás desnudo... Mira bien", me dijo al tanto que me mostraba las palmas de sus manos...

Mirar las estrellas, las galaxias completas, el Universo en las palmas de sus manos... Me hizo desfallecer...

Era hermosa, sin duda, pero lo era más por lo que me estaba haciendo observar...
"Hay tantas cosas que te abruman, tantas como astros en el Cosmos... La diferencia está en que ninguna de ellas valen lo que Eres Tú."

"Cada poro de tu piel, cada célula que te conforma, cada átomo que vibra... Es parte importante del Cosmos... Eso eres Tú."

"Si te afliges o te abrumas por lo que crees que es un problema, solo mira hacia las estrellas y verás... lo que realmente es importante."

"No olvides de donde vienes, ni hagas a un lado a donde vas. Que no te quedarás aquí ni tampoco allá. Viajarás por mundos y no te cansarás."

"Por que eres no hijo, ni padre... Eres el Universo mismo en movimiento... El cosmos y el caos en Uno... No lo olvides jamás."

Cerré los ojos, o los abrí... Ya no lo recuerdo más... Pero, lo que sí no he podido olvidar, fue lo que me dijo esa dulce niña...
Zareni.


Esu Emmanuel Gastellum

Comentarios

Entradas populares de este blog

Yoga: the opportunity to be present.

Like falling water. Like the air that blows. Like the warm light. This is the practice of Yoga.

Veloz como una carrera hìpica.

Atento entre los despreocupados, despierto mientras otros duermen, veloz como una carrera hípica, deja a sus competidores atràs.
     El sueño tiene que ser roto; y cuando el sueño se rompe, no hay nadie despie rto; sólo hay allí despertar. No hay nadie iluminado, solo hay iluminación. Una persona iluminada no puede decir "Yo"; incluso si tiene que utilizar la palabra es solo algo verbal, hay que utilizarla por culpa de la sociedad. Es solo una regla del idioma. de otra manera él no tiene un sentido del "Yo".      El mundo de los objetos desaparece, y entonces, ¿qué sucede? Cuando el mundo de los objetos desaparece, tu apego a las cosas desaparece, tu obsesiòn por las cosas desaparece. No es que las cosas desaparezcan ellas mismas; por el contrario, las cosas por primera vez aparecen tal como son. Entonces no estás aferrándote, obsesionado; entonces no estás coloreando la realidad con tus propios deseos, con tus propias esperanzas y frustraciones. Entonces el mundo no …

Hambre.

Quiero comerte,
ligera saciarme de tus formas,
completa estremecerte con mis manos,
serena lamerte con mis yemas,
tan tersa suprimirme en tus orificios,
húmeda saberme extinto en tu Todo,
Nada ser un abismo de luz,
oscura ser tu torrente de agua,
clara y en el éxtasis de nuestros flujos,
caliente seas en un grito,
 libre.
@esuegastellum