Ir al contenido principal

Mayo............

Levanté mi mirada al cielo,
y ahí estabas tú...

nubes...

...en el mes de mayo, nubes...

...en el mes de mayo, tu verde mirada hizo su hogar en el verdor de las hojas de los árboles, y ahí, bajo ellas, me abracé al recuerdo tuyo, ese terco recuerdo, tan fuerte y presente como el tronco de este árbol, que permanece de pie a través del tiempo y la tempestad.

Recuerdo terco, irremediable, que me hace amarte en lugar de olvidarte, que me hace sangrar lágrimas, callar y gritar en triste soledad.

Mayo! ... Mayo! ... Mayo!

No quiero que acabes, Mayo!

Los siete colores de tu arco iris! Colores que tu amor me hizo sentir... Mayo!

Te amo, Mayo!

Abrázame en tu orgullosa sonrisa, en tu infantil actitud, en tu cálida presencia!

Te extraño... quiero que no sólo seas un sueño... deseo despertar y encontrarme en tus brazos... ser pluma y tu mi papel en blanco, escribir sobre tu cuerpo desnudo, hacerte mi mejor novela y actuarte una y otra vez al hacerte el amor.

Mayo!

Estrella y luna! Cubierto en lienzo rojo, allí, envuelta en ti quiero estar, para siempre... desnuda ante ti, contemplándote al cantar y tocar melodías en tu guitarra... soñar en la humedad de tus labios, con mi lengua palparlos, mis dedos perder en lo lacio de tus cabellos, mojarme por ti y dejarte entrar en mí, hasta la más profunda pared de mi templo... trémula y débil en ti, con apenas aliento, en quedo hablar, en agitado placer, susurrar a tu oído:

"Mayo, Te amo!"

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hambre.

Quiero comerte,
ligera saciarme de tus formas,
completa estremecerte con mis manos,
serena lamerte con mis yemas,
tan tersa suprimirme en tus orificios,
húmeda saberme extinto en tu Todo,
Nada ser un abismo de luz,
oscura ser tu torrente de agua,
clara y en el éxtasis de nuestros flujos,
caliente seas en un grito,
 libre.
@esuegastellum

Vanidad... Lujuría.

¿Qué es una mujer sin la vanidad a cuestas?
Sin ella se desflora, se marchita, muere.

¿Qué es un hombre sin la lujuria atada al sexo? Sin ella, pasaría de largo ante la lozana belleza de una ramera. 
Estoy aturdido, perdido, cegado. Tu luz me enaltece, me atraviesa la mente. Me hace querer poseerte para borrarte del rostro  esa risa burlona que te aprisiona.
Te paseas, te regodeas, te sientes enorme. Mas, no te das cuenta del travieso informe que haces llegar a mi trastornada locura. 
Mis ojos te miran, te desnudan, te intuyen. Te quiero mía, ¿me oyes?
Y con palabras necias quiero enamorarte.
Te grito, te lloro, te imploro que me ames.
Tu vanidad me exalta, me aturde, me carcome. Me atrae tu aroma, ¿o acaso tu imagen? Mis lascivos ojos me pierden en deseos, en quimeras rancias que solo muestran la vacuidad de este absurdo. 
Te quiero para mí, y en mi agonía te sueño, te palpo, te hago mía. Sin pena ni arrepentimiento,  solo con la lujuria que me abraza, me come, me amansa.
Te quiero,…

Gracias.

Regresar a casa después de tanto tiempo en la vagancia.  Me encuentro satisfecha por lo descubierto, lo vivido, lo sentido y lo perdido. He cosechado conocimiento; mucha información que es de ayuda para mí. Eternamente agradecida estoy con los seres con quienes me topé y me he cruzado, esto continuará hasta que diga "basta".