Ir al contenido principal

Notas al desierto.

Y, tal vez, en el desierto sea, el letargo, mi camino; ese que hace tiempo olvidé.

No se puede beber agua de un oasis.

Cada paso iba dejando una huella de sangre en el camino de la vida, Su vida.

Se sentó, tuvo tiempo de hacerlo, sabía que alguien iba a llegar, pero no quiso mencionarlo.

Y fueron Sus manos las que señalaron el camino...

No es Hijo, sino Dios.
No es Padre, sino Uno.

¿Dónde, dónde es que me perdí?

Estoy para iluminar.
Estoy para guiar.
Estoy para enseñar.
Estoy para amar.
     Soy cuenco alegre para recibir.

Iba cabalgando,
dejando en el viento,
uno a uno, un beso...

Un beso suave,
fragante,
dulce,
amante.

De fragancia:
 Una flor.
De sabor:
 Una uva.
De amor:
 Una vida.

No callaré a mis dedos,
  no habrá costra ni herida
   que me quite la dicha
     de crear mundos con ellos.

El alma que entiende de palabras
  sabrá bien que, quien escribe,
   no busca otra cosa más que  
     c o m p a r t i r s e.

El alma que no entiende de palabras
  dará un sentido equívoco
    hasta a sus propios pensamientos.









Comentarios

Entradas populares de este blog

Yoga: the opportunity to be present.

Like falling water. Like the air that blows. Like the warm light. This is the practice of Yoga.

Hambre.

Quiero comerte,
ligera saciarme de tus formas,
completa estremecerte con mis manos,
serena lamerte con mis yemas,
tan tersa suprimirme en tus orificios,
húmeda saberme extinto en tu Todo,
Nada ser un abismo de luz,
oscura ser tu torrente de agua,
clara y en el éxtasis de nuestros flujos,
caliente seas en un grito,
 libre.
@esuegastellum

Veloz como una carrera hìpica.

Atento entre los despreocupados, despierto mientras otros duermen, veloz como una carrera hípica, deja a sus competidores atràs.
     El sueño tiene que ser roto; y cuando el sueño se rompe, no hay nadie despie rto; sólo hay allí despertar. No hay nadie iluminado, solo hay iluminación. Una persona iluminada no puede decir "Yo"; incluso si tiene que utilizar la palabra es solo algo verbal, hay que utilizarla por culpa de la sociedad. Es solo una regla del idioma. de otra manera él no tiene un sentido del "Yo".      El mundo de los objetos desaparece, y entonces, ¿qué sucede? Cuando el mundo de los objetos desaparece, tu apego a las cosas desaparece, tu obsesiòn por las cosas desaparece. No es que las cosas desaparezcan ellas mismas; por el contrario, las cosas por primera vez aparecen tal como son. Entonces no estás aferrándote, obsesionado; entonces no estás coloreando la realidad con tus propios deseos, con tus propias esperanzas y frustraciones. Entonces el mundo no …