Ir al contenido principal

Sin Duda Necio.


El necio que reconoce serlo
es muy sabio.
El necio que se cree sabio
es sin duda un necio.
     Al necio solo le interesa una cosa: su ego. Todo lo que alimente su ego es bueno (cualquier cosa) y está preparado para apegarse a ello. El necio se aferra incluso a la miseria, porque es su miseria. Va acumulando todo lo que puede obtener, porque no tiene idea alguna de su reino interior, de sus tesoros interiores. Va acumulando trastos viejos porque piensa que eso es todo lo que puede poseer. Porquería por fuera y porquería por dentro; eso es lo que la gente acumula. Coleccionan cosas y coleccionan pensamientos. Las cosas son la basura exterior y los pensamientos la interior, y estás ahogado en tu basura.
     Echa un vistazo, una mirada desapasionada y desapegada a tu vida; qué has estado haciendo con ella, y qué has sacado de ella. Y no intentes engañarte a ti mismo, porque así es como funciona la mente. Dice: "¡Mira cuánto tienes! Tanto dinero en el banco, tanta gente que te conoce, te respeta, te honra; tienes un trabajo tan bueno, eres políticamente poderoso... ¿qué más? ¿Qué más puede uno esperar? La vida te ha dado todo lo que uno puede esperar".
     Pero el dinero, el poder o el prestigio no son nada, porque la muerte llegará y todas tus grandes ciudadelas de riqueza, poder, prestigio, respetabilidad, empezarán a derrumbarse justo como si estuvieran hechas con naipes. Un simple soplo de muerte y todo se hace añicos.
     A menos que tengas algo que puedas llevarte más allá de la muerte, recuérdalo, no tienes nada en absoluto; tus manos están vacías. Salvo que poseas algo inmortal, eterno, eres un necio.
     Reflexiona sobre ello: ¿qué piensas sobre ti mismo? Te va a resultar doloroso ver tu necedad. Es fácil ver la estupidez de los demás, de hecho, todo el mundo sabe que los demás son necios, pero ver tu propia estupidez es un gran paso hacia la sabiduría. Ver tu propia necedad ya es una transformación para tu ser, para tu consciencia.

El Dhammapada De Gautama El Buda. c. 500 a. de C.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Yoga: the opportunity to be present.

Like falling water. Like the air that blows. Like the warm light. This is the practice of Yoga.

Veloz como una carrera hìpica.

Atento entre los despreocupados, despierto mientras otros duermen, veloz como una carrera hípica, deja a sus competidores atràs.
     El sueño tiene que ser roto; y cuando el sueño se rompe, no hay nadie despie rto; sólo hay allí despertar. No hay nadie iluminado, solo hay iluminación. Una persona iluminada no puede decir "Yo"; incluso si tiene que utilizar la palabra es solo algo verbal, hay que utilizarla por culpa de la sociedad. Es solo una regla del idioma. de otra manera él no tiene un sentido del "Yo".      El mundo de los objetos desaparece, y entonces, ¿qué sucede? Cuando el mundo de los objetos desaparece, tu apego a las cosas desaparece, tu obsesiòn por las cosas desaparece. No es que las cosas desaparezcan ellas mismas; por el contrario, las cosas por primera vez aparecen tal como son. Entonces no estás aferrándote, obsesionado; entonces no estás coloreando la realidad con tus propios deseos, con tus propias esperanzas y frustraciones. Entonces el mundo no …

Hambre.

Quiero comerte,
ligera saciarme de tus formas,
completa estremecerte con mis manos,
serena lamerte con mis yemas,
tan tersa suprimirme en tus orificios,
húmeda saberme extinto en tu Todo,
Nada ser un abismo de luz,
oscura ser tu torrente de agua,
clara y en el éxtasis de nuestros flujos,
caliente seas en un grito,
 libre.
@esuegastellum